BLOGS 

Informes y recomendaciones de los Brokers


ARTÍCULOS EN: CARMIGNAC
21 junio, 2010 | 16h:40min

La larga ruta del taler al solidus

Hacia finales del siglo XV apareció en Alemania el taler, una moneda de plata cuyo metal se extraía de una mina en Bohemia. La expansión del Sacro Imperio Romano Germánico aseguró su rápida difusión por toda Europa. Su presencia llegó hasta las llanuras de Abisinia y la península arábiga. Carlos V la llevó a España y desde allí, el taler se convirtió en la moneda tanto de las colonias inglesas como de las Américas. Durante cuatrocientos años, el taler reinó en el mundo. Hoy en día ha desaparecido, pero nos legó el dólar, que encontramos desde Nueva Zelanda hasta Canadá, y más cerca de nosotros tenemos al tólar, que fue la moneda de Eslovenia antes de que el país se uniera a la zona euro.

0 comentarios - leer artículo

23 febrero, 2010 | 13h:35min

El estado de la Unión es fuerte, aunque no en todas partes

Informe Carmignac febrero 2010 sobre el presente y futuro de los mercados de renta variable, fija, divisas y situación de las principales potencias internacionales.

0 comentarios - leer artículo

21 septiembre, 2009 | 12h:56min

Carta mensual: ¿el final?

No cabe la menor duda de que es la palabra cuya frecuencia en la prensa durante el mes de agosto ha suscitadotoda mi atención, acompañada o no por signos de interrogación. “¿Final?” de la recesión mundial y, enconsecuencia, “¿final?” de las medidas no convencionales aplicadas por los bancos centrales occidentales.

0 comentarios - leer artículo

24 agosto, 2009 | 15h:58min

Carta mensual agosto: Eric Le Coz: "Ctrl-Alt-Supr"

No sé qué les sucede a ustedes, pero mi ordenador se bloquea a menudo por completo.Me ocurre tanto si hay demasiados programas abiertos al mismo tiempo y unode ellos ya no responde, como si cualquier manipulación por mi parte lo paraliza totalmente.El bloqueo se produce con frecuencia debido a la combinación y a la sucesión deestas condiciones. En esos casos no lo dudo: Ctrl-Alt-Supr y vuelvo a arrancar el ordenador.Al hacerlo, confío siempre en volver a encontrar todo en orden en el escritorio y lashojas de cálculo; nada más lejos de la realidad. De manera que me toca rehacer una partedel trabajo y modificarlo para que no se repita la situación anterior.

0 comentarios - leer artículo

1